Reflexiones Pastorales

Romanos 8:33-34

Romanos 8:33-34 (RV60)

33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Reflexión

¿Estás bajo acusación del diablo? ¿Hay un decreto de acusación que el diablo tiene contra tu vida?

¿Quizás le diste derechos al diablo? ¿Abriste puertas? ¿Le entregaste tu casa?

¿Tus cuartos privados?

¿Le entregaste algo precioso de tu vida? O ¿Estás bajo una acusación falsa?

Que no vales, que eres un derrotado, un fracasado, que no hay perdón para tu vida, qo hay esperanza  para tu situación.

No importa la situación de postración que estés viviendo...

Decide darle los derechos de defensa a tu abogado: el Señor  Jesuscristo.

El es nuestro abogado de oficio para los que no tenemos quien nos defienda.

Confiesale a Él, derrama tu alma y corazón delante de Él, únete en oración con Él.

Él es abogado justo, fiel y misericordioso, Él no es el fiscal que acusa, eso lo hace satanás.

Jesucristo es abogado...

Defensor de los quebrantados de corazón, y de los  pobres y humildes que claman como el  publicano: "Hay de mi que soy pecador"

El es abogado de huerfanos y viudas, únete en clamor con Jesús.

Tu abogado que está intercediendo por tu vida.

Él clama para que mantengas la fe.

Él clama para que no te pierdas.

Él clama para que ores y lo busques.

Él clama para que disfrutes de la vida abundante que El te ofrece, y no vayas a buscar vida donde no la hay.

Él clama para que  como oveja te dejes guíar, pastorear y cuidar del Pastor.

Él clama para que no dejes Su redil.

Él clama para que te levantes cuando caigas.

Él clama para que te levantes a clamar al abogado.

Unete hoy en oración  con Jesús: por tu propia vida y por alguien que necesita  quien clame por ellos.

Pr. Ruben Darío Ramírez