Reflexiones Pastorales

Colosenses 2:13-16

Colosenses 2:13-16 (RV60)

13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo

Reflexión

Si hemos resucitado con Cristo y hemos aceptado Su perdón  de todos nuestros pecados...

Si hemos aceptado Su obra en la cruz...

Si hemos recibido Su gracia y perdón...

Ya satanas con todos sus principados y poderes del mal no tienen derecho sobre un hijo de Dios.

El decreto fue anulado.

Los demonios tienen derecho y decretos de muerte para los que andan muertos en delitos y pecados...

Los que no han resucitado con Cristo.

Pero si tu eres un hijo de Dios, Pablo dijo:
"Quien acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica." (Romanos 8:33)

Satanás es un acusador y reclama derechos cuando no los tiene...

Busca someternos bajo el temor, la culpa y la condenacion...

Y usa a otros para acusarnos.

Un pecador no puede acusar a otro pecador  de ser pecador.

Y un leproso no puede tirarle piedra a otro  leproso.

Vivir en libertad del  dominio de satanás es vivir en la gracia del Señor...

Es vivir una vida arrepentida, postrada y en la confesión diaria...

Pero también es vivir  confesando la obra de Cristo, y no dejarnos  intimidar por las mentiras del diablo:

No es por nuestras obras de justicia o por  el cumplimiento de la  ley total.

Hay un trono de gracia...

Hay perdón para el que confiesa sus pecados...

Hay victoria en la cruz.

Decide vivir en libertad.

Reclama la obra de Cristo.

Proclama Su victoria  en la cruz.

Conocerás la verdad  de lo que hizo Cristo  en la cruz por tu vida, y esa verdad te llevará a vivir en libertad:

Libertad para amar, perdonar y extender gracia y misericordia  al que la necesita - asi  como tu la recibiste de Cristo.

De gracia recibiste dad de gracia.

Pr. Ruben Darío Ramírez