Reflexiones Pastorales

Mateo 17:3-6

Mateo 17:3-6Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él.

Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.

Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.

Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. 

Reflexión

Uno de los pilares de la Reforma fue SOLO CRISTO...

Para contrarestar una cultura religiosa de los mediadores: los santos, la Virgen, el Papa, como intercesores para  llegar a Dios.

"Solo hay un mediador  entre Dios y los hombres, Jesucristo  hombre", dijo el apóstol Pablo.

Necesitamos nuevamente una reforma, pues nos hemos vuelto a los mediadores...  

En el mercado religioso  la gente anda  buscando en las  iglesias los mediadores.

Los apóstoles, los ungidos, los patriarcas, los que tienen más poder y uncion.  

Y hemos desplazado a Cristo.

El Padre le dijo a los  apostoles: "Escuchen  a Cristo."

El es más grande que Moises y Elias.

Ellos no son los mediadores.

¿Y por qué no queremos escuchar a Cristo?

¿Por qué no queremos subir al monte y escudriñarlo en las  Escrituras?

Uno: precisamente por la pereza de escudriñar las Escrituras.

Segundo: Cristo nos confronta con la cruz -
con la obediencia - con el arrepentimiento, la renuncia, la entrega,
el camino estrecho.

Nos confronta con el dinero, con las relaciones, con el servicio, con el amor  al prójimo.

Los mediadores solo nos hablan de éxito y prosperidad - un Cristo sin la corona de espinos.

Por eso hemos desplazado a Cristo.

¿A quién escuchas tú?

¿A quién sigues tú?

¿Escudriñas las Escrituras?

¿Subes al monte y te retiras a solas con Jesús?

El es el Camino, la Verdad y la Vida.

El es quien tiene la agenda para tu vida - y El que te muestra el camino de la salvación  y la vida eterna.

SOLO CRISTO.

Pr. Ruben Darío Ramírez