Reflexiones Pastorales

Mateo 20:28

Mateo 20:28 (RV60)

28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Reflexión

¿Quieres encontrar una razón y un propósito para vivir?

Sigue el ejemplo de Jesús, Él tenia todo el derecho de vivir para que Le sirvieramos.

Para ser invitado a los mejores banquetes...

Para tener muchos  siervos que Le sirvieran...

Para tener los mejores  palacios...

Para recibir los mejores regalos.

Pero Jesús se despojo,  renuncio a todo, para  poder entregarnos todo.

Jesús nos enseño donde se encuentra la satisfacción en la vida: dando y no acumulando, soltando y no poseyendo, entregando y no reteniendo.

Mas bienaventurado es dar que recibir, ojala hagamos parte del grupo de "rescatistas" de Jesús.

Invirtamos dinero para rescatar a muchos de las garras de satanás.

Invirtamos tiempo y vida para rescatar a los heridos en las calles, como las ambulancias  que corren a rescatarlos.

Los niños necesitan ser rescatados.

Los jóvenes necesitan ser rescatados.

Los abandonados en las prisiones necesitan ser rescatados.

Los desnudos y los hambrientos necesitan  ser rescatados.

Los cojos, los mancos y los ciegos necesitan ser rescatados.  

¿Has encontrado una razón para vivir?

¿Vives para que te sirvan? ¿Para acumular? ¿Para retener? ¿Para  buscar satisfacción  personal?

O vives como Jesús:  para servir y dar tu  vida en rescate de muchos?

Jesús no fue infeliz, vivió una vida plena, sirviendo.

Ojala tu felicidad y tu plenitud en la vida, las encuentres siguiendo  Su ejemplo.

Pr. Ruben darío Ramírez