Reflexiones Pastorales

Lucas 24:13-16

Lucas 24:13-16 (RV60)

13 Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén.

14 E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido.

15 Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos.

16 Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.

Reflexión

¿Sabias que Jesús camina a nuestro lado? ¿Sabias que Él conoce lo que hacemos? ¿Conoce nuestras amistades? ¿Conoce y escucha nuestras conversaciones? ¿Conoce tambien nuestras luchas, tristezas y desesperanzas?

Los discípulos en el camino de Emaus estaban en un camino de regreso de su fe:

Habian dejado la comunidad...

Habian dado la espalda al proyecto con Jesús...

Habian perdido su fe y esperanza.

¿En que camino de la vida vas tu? ¿Has perdido la fe? ¿Has dejado la comunidad? ¿Has abortado el proyecto con el Señor? ¿Les has dado la espalda a tus amigos?  

Debes saber que el Señor camina a tu lado:

Camina para llevarte de retorno...

Camina para que te encuentres con Él y Lo conozcas de verdad.

¿Sabes porque no somos conscientes de que El camina a nuestro lado?

O vivimos tan lejos de El que ya estamos en camino de no retorno, y ya no lo vemos...  O tenemos un velo de oscuridad y de pecado que no nos deja ver ni sentir Su presencia.

Ora para que el velo se quite si lo tienes y que el Señor te conceda la gracia de verlo y sentirlo.

Ora para que tengas un encuentro real con Él  en el camino de tu vida.

Ora para que el Señor te vuelva al camino correcto si vas por camino equivocado en tu vida.

Ora para que puedas vivir muy consciente de Su presencia en todos los actos de tu vida, para que así puedas examinar como andas y como vives.

Ora para que vivas consciente de que Él camina a tu lado: con el Espíritu Santo para consolarte, animarte, pastorearte y cuidar de tu vida en el camino donde vas.

Ora para que veas el buen Pastor caminando a tu lado con su vara, su cayado para guiarte y para infundirte aliento.

Si vas por camino equivocado, regresa antes que sea tarde.

Que el Señor nos conceda la gracia de verlo en este día caminando a nuestro lado.

Pr. Ruben Darío Ramírez