Reflexiones Pastorales

Josué 16:9-10

Josué 16:9-10(RV60)

Hubo también ciudades que se apartaron para los hijos de Efraín en medio de la heredad de los hijos de Manasés, todas ciudades con sus aldeas.

10 Pero no arrojaron al cananeo que habitaba en Gezer; antes quedó el cananeo en medio de Efraín, hasta hoy, y fue tributario.

Reflexión

El  Señor le prometió a la generación de Josué que todo lo que pisare era de ellos, pero tenían que arrojar y expulsar a los enemigos.

Estos cananeos tenían tradiciones y valores paganos y adoraban a otros dioses.

Muchos de nosotros hoy en dia recibimos heredadas del Señor, territorios que El nos ha dado:

Nuestro hogar...

Nuestros  hijos...

Nuestras casas...

Nuestros trabajos, etc.

Muchos tomamos posesion de las bendiciones que el Señor nos dio, pero no arrojamos al cananeo:

Seguimos con yugos desiguales con las tinieblas.

Seguimos en alianzas en los negocios...

Seguimos aceptando practicas paganas en nuestras vidas.

Hay amistades y relaciones de las tinieblas que las dejamos, porque hay algunas conveniencias:

Ellas nos pagan impuestos.

Ellas nos aportan algo en la economía...

Nos aportan en la parte emocional, afectiva o sexual.

¿Hay algún cananeo que has permitido en tu casa?

¿En tu vida?

¿En tu empresa, tu negocio, tu trabajo?

¿Algún riego, algún yugo con las tinieblas a la cual no has renunciado?

¿Es tu casa, tu vida, tu empresa, tu trabajo un lugar consagrado para Dios o es un lugar donde hay comunión con las tinieblas?

Decide expulsar al cananeo o a la cananea...

Decide romper todo yugo y caminar en libertad.

Las bendiciones que Dios nos da se disfrutan y se comparten con los hijos de la luz y no con las tinieblas.

Hoy toma posesion de la heredadad que el Señor te dio, renuncia, expulsa y se libre.

Pr. Ruben Darío Ramírez