Reflexiones Pastorales

Lucas 18:7-8

Lucas 18:7-8 (RV60)

¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?

Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Reflexión

Buscar al Señor no es en vano, clamar en Su presencia no es perdida de tiempo, un día nos responderá, responderá en Su tiempo, nos sorprendera con Sus respuestas.

Sus caminos son distintos a los mios, sus pensamientos no son como los nuestros, Él prometió a Jeremías responderle cuando clamara, con cosas grandes y ocultas que el no conocia.

Clama Al que abre caminos en el mar.

Clama Al que abre puertas cerradas.

Clama Al que venció las tinieblas.

Clama Al que da vida a los muertos.

Clama Al que cambia corazones de piedra por corazones de carne.

Clama Al que nos abre el cielo.

Pero debes creerle, debes buscarle con fe.

No desmayes, No dejes de clamar y de insistir y de buscar... Porque la respuesta vendrá.

En Su tiempo.

En Su voluntad.

En Sus caminos.

El tornará lo dificil y lo imposible y lo malo para bien.

Nos corresponde clamar, las respuestas son en Su tiempo y de acuerdo a Su voluntad y no la nuestra.

Dios nos sorprende muchas veces con Sus respuestas, porque Sus caminos y Sus pensamientos no son como los nuestros.

Mi clamor no es para torcer Sus caminos y cambiar Sus pensamientos.

Porque a los que aman a Dios todas las cosas  ayudan a bien. (Romanos  8:28)

Clama, busca, pide así como la viuda, no pierdas la fe que es un tesoro.

Es la que nos sostiene y nos da fuerza para clamar cuando queremos desmayar y claudicar.

Pr. Ruben Darío Ramírez