Reflexiones Pastorales

Salmos 107:29-32

Salmos 107:29-32 (RV60)

29 Cambia la tempestad en sosiego, Y se apaciguan sus ondas.

30 Luego se alegran, porque se apaciguaron; Y así los guía al puerto que deseaban.

31 Alaben la misericordia de Jehová, Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

32 Exáltenlo en la congregación del pueblo, Y en la reunión de ancianos lo alaben.

Reflexión

¿Estás pasando por un tiempo de tormenta?

¿Sientes que el barco va a la deriva?   

¿Hay tormenta en el alma?

Clama al Unico que trae paz y descanso para el alma.

Clama al que nos dijo:  "Te haré entender y te enseñaré el camino  por donde debes  andar."

¿Por qué vienen las tormentas?

Algunas, porque nos metemos por la desobediencia como Jonás, y nos salimos de Sus caminos.

Abortamos los procesos de formación y crecimiento o somos desobedientes a Su Palabra.

Otra causa: el Señor nos permite entrar en ellas para fortalecer nuestra fe.

Cualquiera que sea la causa, el Señor nos dijo: "Clama a mi y Yo  te responderé."

Clama al que tiene un propósito en todo y te guiará al puerto seguro.

Los que se quedan perdidos en la tormenta y terminan en puertos equivocados, fueron los que no clamaron al Señor.

Sea... Porque no Le creyeron... Porque no confiaron... o porque confiaron en sus propias capacidades para salir adelante.

Recuerda:
No importa la tormenta  en que estés, el Señor te ayudara a cruzar a puerto seguro.

Pr. Ruben Darío Ramírez