Reflexiones Pastorales

1 Pedro 2:4-5

1 Pedro 2:4-5 (RV60)

Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa,

vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Reflexión

Como sacerdote y como piedra viva ejerce tu sacerdocio ofreciendo sacrificios espirituales al Señor.

Ofrece tu cuerpo en sacrificio vivo: una vida consagrada en santidad para Él.

Ofrece tus dones para servirle a Él.

Ofrece tus recursos, tus diezmos y ofrendas para la edificación y sostenimiento de la casa del Señor.  

Ofrece tus manos extendidas para bendecir a los necesitados.

Ofrece tu intercesión por los que necesitan oración como sacerdote.

Ofrece tu adoración al Señor: ofrece incienso de adoración y alabanza al que te da todo, al que te bendice en todo.

Proclama la grandeza del Señor y sus actos poderosos con tus labios y da a conocer la grandeza del Señor en todo lugar.

Si eres piedra viva y eres sacerdote del Señor, cumple la misión por la cual el Señor te dio vida y te llamo a ejercer el  sacerdocio.

Pr. Ruben Darío Ramírez