Reflexiones Pastorales

Mateo 18:1-3

Mateo 18:1-3 (RV60)

18  En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?

Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos,

y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Reflexión

La propuesta del Señor para este mundo de violentos, de arrogantes y de orgullosos... Es un niño.

Él mismo fue ese niño, porque un niño nos es nacido, dijo Isaías.

El reino de las tinieblas está controlado por adultos que buscan los primeros puestos, que buscan el poder, que buscan ser primeros en todo, no importando a quien hundan.

Jesús propone un Reino donde los que lo habitan son niños, los niños no buscan el poder, y no son violentos.

Los niños tienen un corazón limpio, los niños no buscan ser los primeros - dejan que otros surjan y brillen antes que ellos.

Los niños se gozan cuando alguien surge, cuando alguien es promocionado, cuando alguien es bendecido,  porque no tienen envida ni buscan el poder.

¿Cómo nos hacemos como niños?

¿Con la paz que tienen? ¿La mansedumbre que tienen? ¿La humildad? ¿La connfianza y la dependencia del Padre que reflejan? ¿Con la pureza de corazón que tienen?

¿Como lo logramos?

El Señor le dijo a Nicodemo:

Si no nace de nuevo, no entrara al Reino de los cielos.

El Reino del Señor esta lleno de niños que nacieron de nuevo por el Espíritu Santo.

Busca el Espíritu Santo, deja que El gobierne y controle tu vida.

Vive lleno del Espíritu Santo, pues así viven y actúan los niños: controlados por el Espíritu Santo y no por la carne de los adultos espirituales.

¿Eres un niño? ¿Naciste de nuevo? ¿Eres parte del Reino  de Dios? ¿Eres adulto? ¿Necesitas nacer de nuevo?

Pr. Ruben Darío Ramírez