Reflexiones Pastorales

Salmos 63:1

Salmos 63:1 (RV60)

Dios, satisfacción del alma

Salmo de David, cuando estaba en el desierto de Judá.

63  Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas,

Reflexión

¿A qué le  madrugas en la vida?

¿A qué o a quién le corres?

¿Si el Señor es tu Dios le corres  a Él?.

Si el Señote postras.

¿Cual  es tu Dios?...  Tu trabajo, Tu dinero, Tu familia, El placer ?

Los dioses de esta tierra no sacian, nos dejan sedientos, nos deja  en desiertoe  insatisfechos.

Madruga a beber de la fuente de la vida que es Él.

En Él esta el manantial de la vida, la grosura  y la satisfacción para el alma están en Él.

La mujer Samarita encontró  en Jesús, el agua que sació la sed de su alma.

Dos males ha hecho mi pueblo dijo el Señor :  Me dejaron a mi fuente de agua viva y cavaron para si, cisternas cisternas rotas  que  no retienen  agua.
dice  Jeremías.

De  que fuente bebes      ?

Corra  a la fuente de la vida ahora que puedes.

Madruga a buscarle  antes  que sea  tarde.  

Hay una fuente de bendición  que  espera  por ti..

Considerate  un bendecido  si tienes  sed se Dios.

Si le  estaa corriendo  a El..

Pr. Ruben Darío Ramírez