Reflexiones Pastorales

Proverbios 4: 1-4

Proverbios 4:1-4 (RVR60)

Beneficios de la sabiduría

4  Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, Y estad atentos, para que conozcáis cordura.

Porque os doy buena enseñanza; No desamparéis mi ley.

Porque yo también fui hijo de mi padre, Delicado y único delante de mi madre.

Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones, Guarda mis mandamientos, y vivirás.

Reflexión

¿Qué modelo de Padre tienes o has tenido?

¿Alguién que te dió solo cosas materiales?

¿Alguién que te disciplinó?

¿Qué es lo que mas recuerdas de tu Padre?

Ningún padre es el modelo perfecto, ninguno puede llenar o las expectativas en tu vida.

El Señor es el modelo del Padre que usted y yo necesitamos.

Este Padre se preocupó por algo fundamental en el hijo, que áme, guárde y medite en Su Palabra.

Este Padre solo anhela un cosa : Que su hijo sea sabio e inteligente .

No sabiduría del mundo que perece, sino la sabiduría que da Su Palabra.

El Padre eterno tiene una gran preocupación por sus hijos, encaminarnos por la senda de la vida.   

Hoy hay muchos hijos siguiendo la senda de la muerte, por causa de Padres  que solo se preocuparon por solo suplir necesidades materiales en sus hijos.

Si Tu Padre terrenal te enseñó la senda de la vida que es la Palabra del Señor, has tenido el mejor Padre del mundo.

Si te has dejado instruir y enseñar por este Padre, eres el mejor hijo del mundo.

No puede haber mayor gozo para un Padre, que sus hijos amen, guarden y retengan la sabiduría y el consejo.

No hay mayor gozo para El Padre eterno y es que nosotros sus hijos amemos Su Palabra y nos dejemos instruir por Él.

Celebra la vida escuchando la voz de tu Padre.

Pr. Ruben Darío Ramírez