Reflexiones Pastorales

Salmos 34:11-14

Salmos 34:11-14 (RVR60)

11 Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré.

12 ¿Quién es el hombre que desea vida, Que desea muchos días para ver el bien?

13 Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño.

14 Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.

Reflexión

Considérate un bendecido si tienes el temor del Señor, el temor de Dios actúa como una alarma que te alerta sobre las consecuencias del pecado.

Te alerta de las consecuencias de cruzar un semaforo en rojo, te alerta de las conversaciones perversas que sostienes en oculto y que un día saldrán a la luz, pues de toda palabra necia que hablamos daremos cuenta a Dios.

Te alerta del mal y te lleva a apartarte del mal.

El temor de Dios te encamina a buscar la paz y seguirla.

Te encamina a buscar la luz y no las tinieblas.

El temor de Dios te lleva a amarlo, a buscar sus caninos y a buscar hacer su voluntad.

El que no teme a Dios y practica el mal deliberadamente sin arrepentirse esta bajo condenación.

Busca la paz y síguela, la obediencia trae vida y vida en abundancia, el pecado trae muerte.

Que hoy decidas apartarte del mal, buscar la paz y seguirla.

Pr. Ruben Darío Ramírez