Reflexiones Pastorales

Isaías 55:10-11

Isaías 55:10-11 (RVR1960)

10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,

11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Reflexión

Pedro dice : Recibid con mansedumbre la Palabra implantada.

¿Cómo esta su terreno para recibir la semilla de la palabra? ¿Es duro, áspero y rocoso?

¿Un corazón duro que no se arrepiente? ¿Qué no cree?

¿Un corazón que se emociona por raticos, pero la verdad no cree?

¿Es un terreno lleno de espinos?

¿Un corazón que no perdona, que odia, un corazón lleno de orgullo y resentimiento?

O mi corazón es un terreno lleno de  buena tierra, preparado arado, desmalezado, fumigado, abonado y listo para recibir la palabra.  

¿Cómo describes Tu vida? ¿Tu Hogar?

¿Cómo un Jardín fructífero o como un desierto, o como un terreno lleno de maleza?

Deja que el jardinero Divino trabaje el terreno de tu corazón.

El es experto en podar, abonar, fertilizar y regar.

Cuida el jardin de tu corazón, cuídalo de serpientes, no lo descuides como Adan y Eva lo descuidaron al rechazar la Palabra.

Pr. Ruben Darío Ramírez