Reflexiones Pastorales

Salmos 91:1-2

Salmos 91:1-2 (RV60)

91  El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

Reflexión

 

Hoy clamamos por este abrigo de protección para nuestros hogares y para la iglesia.

¿Cual es tu abrigo de protección con el cual arrancas vestido este año?

¿El de tus finanzas? ¿El de tu familia? ¿El de tus líderes espirituales? ¿El de tus propias capacidades?   

Esos abrigos no te proveen la cobertura espiritual que necesitas ante las pestes destructoras, ante el dragón y la áspid venenosa, ante las calamidades y tormentas de la vida.

Asegurate que tu y tu familia tengan puesto este abrigo para eso necesitas someterte a la autoridad divina.

Satanás uso este salmo  en el desierto para tentar a Jesús a que se rebelara a la autoridad del Padre, pero El lo resistió: "Solo al Señor adoraras", dijo.

Decide vivir sometido a la autoridad del Señor… Decide ponerte el abrigo de Su autoridad para que bajo esa cobertura espiritual ningún mal toque tu morada.
 
Sin ese abrigo estás desnudo y desprotegido  ante las pestes destructoras.

 

Pr. Ruben Darío Ramírez