Reflexiones Pastorales

Lucas 2:15-20

Lucas 2:15-20 (RV60)

15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.

16 Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

17 Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.

18 Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.

19 Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

20 Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.

Reflexión

¿Que trajo tanta celebración, tanto gozo, tanta prisa por compartir las buenas nuevas a estos hombres sencillos y humildes de Israel en Navidad?

No la gran cena

No los regalos sofisticados

No la ropa que compraron

No el alcohol que consumieron

No los tiempos de familia

No los bonos económicos que recibieron.

No las noticias de que se ganarían una casa o cambiarían el carro.

¿Que fué?

El haber contemplado Su gloria, el haber escuchado la Palabra de los mensajeros, es Su presencia la que nos llena de gozo y de paz, es Jesús quien trae todos los regalos para poder disfrutarlos.

Jesús siendo rico se hizo pobre para que nosotros en su pobreza seamos enriquecidos.  

Una fiesta sin Jesús nos deja vacíos, Regalos sin Jesús nos deja insatisfechos, comidas sin Jesús no sacian.

Acércate al pesebre, Miralo, Contemplalo, Adoralo.

Deja que  Su presencia traiga el gozo y la paz que tu alma necesita para que salgas corriendo a abrazar, a celebrar y contar las buenas nuevas de que Nació  tu Salvador.

El  que te Salvara de la condición de pobreza que estés viviendo y así en Cristo seas enriquecido.

DIOS TE CONCEDA LA BENDICIÓN DEL GOZO Y LA PAZ EN ESTA NAVIDAD Y QUE PUEDAS CELEBRAR CON LOS QUE AMAS ESTE GRAN DÍA.

FELIZ  NAVIDAD PARA TODOS LOS QUE ME HAN SEGUIDO ESTAS REFLEXIONES DURANTE ESTE  AÑO, QUE EL DIOS DE TODA PAZ  INUNDE SUS CORAZONES DE MUCHO GOZO.

Pr. Ruben Darío Ramírez