Reflexiones Pastorales

Juan 6:66-69

Juan 6:66-69 (RV60)

66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.

67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Reflexión

¿Porque sigues a Jesus?

¿Cuales son tus motivaciones?

Jesus a muchos decepciona...

A muchos defrauda...

No porque El nos decepcione, sino porque muchas veces las motivaciones que tenemos para seguirlo, son erradas.

Muchas veces el Señor nos confronta:

¿Se ofendió?

¿No le gusto lo que le dije?

¿No le gusto que le dije que perdonara?

¿No le gusto que le dije que Me amara a Mi sobre todas las cosas?

¿No le gusto que le dije que si amaba mas a padre, madre, hermanos y si no tomaba la cruz y Me seguía no podía ser Mi discípulo?

¿No le gusto que le dije que Yo soy el Señor y que debe de someter su vida a Mi voluntad?

¿No le gusta cuando le hablo de finanzas?

¿Del diezmo?

¿Cuando le hablo de su vida sexual?

Jesus es el Señor.

Lo seguimos no porque El es nuestro siervo  que cumple todas nuestras ordenes, sino porque El es el único que nos da vida eterna, pero también nos puede condenar por la eternidad a vivir lejos de Su presencia.

Lo seguimos porque Su Palabra es verdad, es vida, es paz.

Su palabra sustenta  y sacia la sed de nuestra alma.

¿Y tu?

¿Quieres irte o te quieres quedar y seguirlo?

Pr. Ruben Darío Ramírez