Reflexiones Pastorales

Isaías 56:4-7

Isaías 56: 4-7 (RV 60)

Porque así dijo Jehová: A los eunucos que guarden mis días de reposo, y escojan lo que yo quiero, y abracen mi pacto,

yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá.

Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo, y abracen mi pacto,

yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Reflexión

Ayer meditamos que Zacarías o los sumos sacerdotes solo podían entrar una vez al año  al Lugar Santísimo - a la misma presencia del Señor.

Tampoco podían entrar al templo los eunucos, los extranjeros, los pastores - y cualquiera  que tuviera un defecto físico.

Jesucristo vino en pañales.

Emanuel vino a buscar al eunuco, al extranjero, al marginado, a la estéril, a los pastores - los arboles secos, los que no tienen esperanza.

Y nos vino a abrir el trono de la gracia, el lugar Santisimo para  que nos pudieramos acercar confiadamente, todos los días.

Solo para aquellos que corren al pesebre como  los pastores...

Los que vienen al templo como los eunucos en busca de vida y de esperanza...

Para todos aquellos estériles, pobres, hambrientos de Dios que buscan palabra en Belen: Casa del Pan.

El Señor les ofrece un regalo:

Meterlos en Su casa de oración.

El privilegio de Zacarías: entro al santuario.

Recrearlos con abundancia de paz y de verdad...

Aceptar sus ofrendas...

Perdonar sus pecados...

Entrar al santuario, venir a su casa:

Adorarlo...

Poder orar y disfrutar de Su presencia.

No se puede ver como  una carga o un castigo, sino una bendición y un privilegio.

Invitación para los marginados, pobres y necesitados.

Los que rechazan esta oportunidad, los que  rechazaron ir al pesebre a adorarlo:

Su juicio y su castigo  sera hambre y sed de Dios - y no poder ser saciados.

Hoy el trono de la gracia esta abierto...

Hoy el lugar santisimo esta abierto...

Hoy el santuario esta abierto...

Hoy la mesa con pan te espera.

No esperes que sea tarde.

Disfruta Su casa...

Recreate en Su presencia.

EN SU PRESENCIA HAY  PLENITUD DE GOZO, DELICIAS A SU DIESTRA PARA SIEMPRE.

Pastor. Ruben Darío Ramírez