Reflexiones Pastorales

Isaías 9:6

Isaías 9: 6 (RV 60)

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Reflexión

En estos días busca el Principe de la Paz.

Abrele la puerta de tu casa y de tu corazon al Principe de la Paz.
 
Y cierra las puertas al odio...

A la amargura...

Al resentimiento...

A las tinieblas.

Deja que el Niño, el Principe de la Paz, nazca en tu hogar - para que traiga la paz.

La paz que El prometio darnos - no la paz que el mundo da.

La paz de El es distinta  a la paz de Papa Noel.

Su paz es el resultado de Su perdón...

De la reconciliación...

De Su amor...

De Su gracia.

Extendida para todos los que buscan Su paz.

Su paz es la confianza de que El cuidara de nosotros.

Su paz es la confianza de que El nunca nos  abandona en medio de nuestras tormentas.

Alejate del bullicio que produce la busqueda de la paz en lugares equivocados.

Cultiva un corazon de adorador y contemplador del Niño.

Buscalo.

Abrele la puerta al Principe de la Paz.

Retirate con el Niño.

La paz esta en el pesebre - no en los centros comerciales...

No en el ruido de las fiestas...

Ni en los viajes...

No esta en los regalos.

EL ES EL MEJOR REGALO.

DEJA QUE EL LLENE TU CORAZON Y TU HOGAR DE GOZO Y DE PAZ EN ESTA NAVIDAD.

Pastor. Ruben Darío Ramírez