Reflexiones Pastorales

Salmos 118:14-19

Salmos 118:14-19 Nueva Traducción Viviente (NTV)

14 El Señor es mi fuerza y mi canción; me ha dado la victoria.
15 Se entonan canciones de alegría y de victoria en el campamento de los justos. ¡El fuerte brazo derecho del Señor ha hecho proezas gloriosas!
16 El fuerte brazo derecho del Señor se levanta triunfante. ¡El fuerte brazo derecho del Señor ha hecho proezas gloriosas!
17 No moriré; sino que viviré para contar lo que hizo el Señor.
18 El Señor me castigó severamente, pero no me dejó morir.
19 Ábranme las puertas por donde entran los justos, entraré y daré gracias al Señor.

Reflexión

El Señor se levanta a guerrear por Su pueblo  que combate unido.

Nuestras armas de adoración, de  proclamación de la verdad y nuestra unidad nos llevan a avanzar, y a conquistar  y triunfar.

Las puertas se abren,
como se abrió el mar,  para un pueblo que combate en unidad.

Solos no podemos mantenernos fìrmes.

Solos no podemos avanzar y conquistar  territorios tomados  por el enemigo.

Damos gracias a Dios  por el ejercito que el Señor ha levantado en  Shalom.

Cada ves más tiendas  en la ciudad se levantan en adoración y en oración.

Cada vez avanzamos más y tomamos  territorios que el enemigo ha tomado en la ciudad.

Cada vez las puertas se abren a los justos,  para proclamar la Palabra .

Cada vez estamos conquistando más y arrebatando más botines.

¿Eres parte de esta tienda de los justos?

¿Estás plantado?

¿Combates en este ejercito?

¿O estás solo?

¿Independiente?

¿No te sujetas a las autoridades del campo de batalla?

Los días son difìciles, las tinieblas avanzan,  la batalla final se acerca.

No claudiques.

No desmayes.

No te aisles.

No pierdas la fe.

No dejes de reunirte y combatir en equipo.

En la guerra hay heridos, hay caídos y hay desertores.

Pero tú, levántate, no desmayes, esfuérzate  y se valiente.

Sigamos avanzando en nuestra ciudad con oración, con canticos de victoria y con el estandarte de la fe.

Pr. Ruben Darío Ramírez