Reflexiones Pastorales

Lamentaciones 3:22-24

Lamentaciones 3:22-24 (RVR1960)

22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.
23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.

Reflexiones

¿Por qué no hemos sido destruidos?

¿Por qué el Señor ha detenido Sus juicios sobre la tierra?

¿Por qué el Señor no nos ha destruido a todos?

Es porque el Señor es lento para la ira y grande en misericordia.

Por cuanto todos pecaron, todos estamos destituidos  de la gloria del Señor, dice Romanos 3:23.

La paga del pecado es la muerte, el veneno de la serpiente.

Jeremías nos recuerda de la misericordia del Señor.

Solo por Su misericordia no hemos sido destruidos.

La misericordia es una gracia que el Señor extiende, no por que la merezcamos o hagamos algo para lograrla.  

El Señor nos extendió misericordia al enviar  a Su Hijo, para que muriera por nuestros  pecados.

Cada día necesitamos de esa misericordia.

Por eso cada día buscamos esa gracia, ese amor y esa misericordia.

Cada día es una oportunidad que el Señor nos da para que vayamos a la cruz, para que nos acerquemos al trono de la gracia.

Nuevas son cada mañana Sus misericordias.

Que hoy disfrutes de la gracia, el amor y la misericordia del Señor.

Pr. Ruben Darío Ramírez