Reflexiones Pastorales

Mateo 25:1-8

Mateo 25:1-8 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Parábola de las diez damas de honor

25 »Entonces, el reino del cielo será como diez damas de honor que tomaron sus lámparas y salieron para encontrarse con el novio.
Cinco de ellas eran necias y cinco sabias.
Las cinco que eran necias no llevaron suficiente aceite de oliva para sus lámparas,
pero las otras cinco fueron tan sabias que llevaron aceite extra.
Como el novio se demoró, a todas les dio sueño y se durmieron.
»A la medianoche, se despertaron ante el grito de: “¡Miren, ya viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!”.
»Todas las damas de honor se levantaron y prepararon sus lámparas.
Entonces las cinco necias les pidieron a las otras: “Por favor, dennos un poco de aceite, porque nuestras lámparas se están apagando”.

Reflexión

Esta parábola hay que meditarla.

Es la voz de alerta del Señor para Su pueblo a no dormir y a velar constantemente en oración.

Las virgenes insensatas durmieron y la lampara se les apagó.

El Señor nos alertó a no dormir y a velar para no caer en tentación.

El les dijo a Sus discípulos: "La carne es Débil", y los alertó a que velaran con El en oración.

¿Cómo esta tu lámpara?

¿Cómo esta el aceite?

¿Cómo esta tu fe y tu vitalidad espiritual?

¿Eres de los que duermen?

¿Estás anesteciado en el pecado, en el placer?

¿Eres de los que duermen por la pereza y el cansancio?

Jonás dormía en un barco que se estaba hundiendo.

Hoy es tiempo de levantarnos a guerrear por nuestra vida espiritual, por nuestros hogares, por nuestra salud y economía y nuestra fe.
 
Necesitamos levantarnos a conquistar esta ciudad tomada por las tinieblas.

Que cuando el Señor  vuelva o nos llame a Su presencia nos encuentre con lámparas encendidas  de amor, de pasiòn y de fuego por El.

Que nos encuentre despiertos, combatiendo por la fe  del Evangelio.

Pr. Ruben Darío Ramírez