Reflexiones Pastorales

Juan 7:33-39

Juan 7:33-39 (NTV)

33 Entonces Jesús les dijo: «Voy a estar con ustedes solo un poco más de tiempo, luego volveré al que me envió.
34 Ustedes me buscarán pero no me encontrarán; y no pueden ir adonde yo voy».
35 Desconcertados por esas palabras, los líderes judíos se preguntaban: «¿Adónde pensará ir? ¿Estará pensando salir del país e ir a los judíos dispersos en otras tierras?[a] ¡Tal vez hasta les enseñe a los griegos! 36 ¿A qué se refiere cuando dice: “Me buscarán pero no me encontrarán” y “no pueden ir adonde yo voy”?».
37 El último día del festival, el más importante, Jesús se puso de pie y gritó a la multitud: «¡Todo el que tenga sed puede venir a mí!
38 ¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva”».
39 (Con la expresión «agua viva», se refería al Espíritu, el cual se le daría a todo el que creyera en él; pero el Espíritu aún no había sido dado, porque Jesús todavía no había entrado en su gloria).

Reflexión

¿Estás entre los que tienen sed de Dios?

¿Sed de Su presencia?

¿Sed de Su amor?

¿Sed de Su gracia?

¿Sed de Su perdón?

¿Sed de servirle?

¿Sed de Su poder?

Estos sedientos de Su  presencia, un día serán saciados.

Serán saciados aquí y en la eternidad.

Pero los que Lo rechazan, los  religiosos que no tienen tiempo para El ahora, cuando Lo quieran buscar, ese día será tarde.

Buscad a Jehová mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. (Isaias 55)

Si alguno tiene sed, dijo el Señor.

No todos experimentan esa sed de Dios.

Si la tienes, es una bendición.

El sediento busca, clama, llama, y es desesperado por agua porque está en un desierto.

El agua está para los sedientos.

Así, como cada día hay menos agua en el planeta, así cada día va  a haber menos agua  espiritual.

Aprovecha ahora que  puedes buscar el agua de vida que es Jesús, El es la fuente de la vida.

Pr. Ruben Darío Ramírez