Reflexiones Pastorales

Mateo 5:14-16

Mateo 5:14-16 (RV60)

La luz del mundo

14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Reflexión

Damos gracias al Señor por levantar a la Iglesia Shalom como una antorcha que alumbra en esta ciudad.

Una luz para todos aquellos que andan en tinieblas...

Para los que han vivido bajo prisiones de oscuridad de la droga, del desorden moral del caos y de la corrupcion.

Gracias al Señor por todas estas lamparas  que el Señor ha  encendido en Shalom.

Lamparas que hoy alumbran en sus  hogares, en sus  trabajos, en sus  empresas y donde  quiera que van.

Gracias al Señor por esos candeleros que  no estan escondidos.

Alumbran con buenas  obras, con generosidad, con amor y entrega y servicio.

Alumbran con sus vidas y sus testimonios.

La Iglesia Shalom es un faro para barcas  perdidas en alta mar  que estan en tormentas.

Shalom es un referente  de excelencia, de amor  y familia, en medio del caos y la corrupcion  de la ciudad.

Es nuestra oracion  que mas lamparas se sigan encendiendo, lamparas de amor,  poder y la presencia  de Dios en nuestra ciudad.  

Oramos que un dia  veamos un avivamiento en  nuestra ciudad.

Que muchas mas lamparas apagadas, que estan en oscuridad, el Señor   las encienda con Su  poder y Su presencia.

Gracias al Señor por  todo lo que El ha hecho con nosotros.

Por Su fidelidad,  porque aunque hemos sido infieles, El ha permanecido fiel a Su pacto y Sus promesas  de bendecirnos,  sustentarnos,  cuidarnos y darnos el fuego de Su Espiritu.

Te invitamos a celebrar este fin de semana estos 24 años de la fidelidad del Señor con nosotros.

Te invitamos a que te conectes con la fuente de la luz para que tu lampara se encienda  si esta apagada.

Te invitamos a  compartir con generosidad para la casa del Señor y con Sus levitas que sirven en el altar.

Pr. Ruben Darío Ramírez