Reflexiones Pastorales

Mateo 6:25-26

Mateo 6:25-26 (RV60)

25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Reflexión

A qué le corres en la vida?

Por qué te afanas?

Por asegurar tu futuro?

Por guardar en el banco?

¿Por tus cosas  materiales?

¿Por tus compromisos economicos en casa?

¿Le corres a mantener  tu cuerpo bien en el gimnasio?

¿Cómo nos dejan estas  carreras de la vida?

Muchos corren sin sentido, sin propósito.

Terminan como los atletas extenuados que no lograron llegar.

Salomon vio que correr  en la vida por todas  estas cosas  materiales es como  correr detras del viento.

¿Por qué sentimos que corremos sin sentido y sin propósito?

Porque corremos en nuestras propias  fuerzas.

Corramos y afanémonos más bien a buscar la fuente de la vida.

Corramos a buscar las vitaminas y los tonificantes  espirituales que están  en la oracion y en las palabras de vida eterna del Señor.

Corramos y afanémonos por  buscar primero el Reino de Dios.

Corramos a dar lo mejor de nuestra vida,  de nuestros dones, talentos y recursos  economicos.

El Señor promete  cuidar y proveer en abundancia a todos  aquellos que le corren a El, que Lo buscan a El primero.

Corre a ofrecer tu vida   en sacrificio vivo, en adoración a El.

Para que disfrutes de la vida abundante que  El tiene para todos  aquellos que corren  primero a buscar la fuente de la vida que  es El.

Pr. Ruben Darío Ramírez