Reflexiones Pastorales

Zacarías 12:10-11

Zacarías 12:10-11 (RV60)

10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.
11 En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido.

Reflexión

Un  pueblo experimenta un avivamiento, una visita  del Espíritu Santo, cuando hay deseo profundo de orar, de buscar su presencia y cuando hay lloro por el pecado.

Clamemos por una visita del Espíritu Santo en nuestras vidas, en la iglesia.

El día que veamos altares llenos de un pueblo postrado y afligido por su pecado, ese día estamos en avivamiento.

Una iglesia religiosa,  no tiene necesidad de orar, no ve necesidad  de  arrepentirse  de nada.

Una iglesia religiosa  no  llora  por  los  pecados  de su ciudad.

Estas  experimentando  un  deseo  profundo,  un ardor  que  quema tu corazón  por  clamar,  por orar  y buscar  al Señor?

Estas  experimentando un    profundo  dolor por  tu pecado?

Eso es  señal  que  el Espiritu  Santo  esta  visitando  tu vida.

Clama por una visita  del  Espiritu  Santo  en  tu vida,  tu  hogar  y la iglesia.

Solo  su  fuego  Divino  aviva  nuestro  corazón,

De de  lo  contrario  estamos  muertos en  nuestros  delitos y pecados.

Pr. Ruben Darío Ramírez