Reflexiones Pastorales

Salmos 30:5-12

Salmos 30:5-12 (RV60)

Porque un momento será su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría.
En mi prosperidad dije yo: No seré jamás conmovido,
Porque tú, Jehová, con tu favor me afirmaste como monte fuerte. Escondiste tu rostro, fui turbado.
A ti, oh Jehová, clamaré, Y al Señor suplicaré.
¿Qué provecho hay en mi muerte cuando descienda a la sepultura? ¿Te alabará el polvo? ¿Anunciará tu verdad?
10 Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí; Jehová, sé tú mi ayudador.
11 Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.
12 Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.

Reflexión

Nuestra vida con el Señor, desde que Él puso la eternidad en el corazón nuestro, se mueve en las grandes  paradojas de la vida:

Entre la oscuridad y el  amanecer.

Entre el lloro y el lamento.

Entre la postración y el baile.

Entre el cilicio o luto y  el manto de danza y fiesta.

David seguro pensó  que su vida seria solo prosperidad y que  jamas viviria esas  paradojas de la vida,  pero un dia las tuvo que enfrentar.

Estas paradojas son reales para los que tenemos la eternidad  en nuestra alma con El.

Para los que viven en  oscuridad, quizas  nunca veran la luz de  un nuevo amanecer.

Para los que lloran,  quizas nunca seran  consolados.

Para los que tienen manto de luto, quizas  nunca tendran manto  de alegria y nunca  conoceran la danza en la casa del Padre.

¿En qué momento de tu vida estas?

¿En qué paradoja?

David amó al Señor  con el corazón.

Son los amados de El  que viven y conocen  las paradojas de la vida.

Por eso lloran con los que lloran y danzan con los que danzan.

No salen alarmados y abandonan a los que ya no estan en la cima.    

Pero se gozan cuando alguien esta en la cima.

¿Dónde estas?

No olvides: de esa  paradoja saldras o a esa paradoja llegarás .

Pr. Ruben Darío Ramírez