Reflexiones Pastorales

Lucas 6:35-38

Lucas 6:35-38 (RV60)

35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.
36 Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.
37 No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.
38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Reflexión

De la cantidad que demos de esa cantidad recibiremos a cambio.

De la cantidad de misericordia que de, de esa cantidad  recibire.

De la cantidad de amor que de, de esa  recibire  a cambio

De la cantidad de generosidad que de, de esa ricibire a cambio.

El Reino de Dios consiste en dar, perdonar, entregar, soltar y sembrar.

La vida es sembrar para recoger.

¿Qué estás recogiendo hoy y qué esperas recoger mañana?

La vida del reino de las tinieblas es odio, avaricia, egoismo y  injusticia.

Recordemos: El Señor vino a darnos todo y a liberar nuestras manos   para  que entreguemos  todo.

Sus hijos no tienen manos secas y atadas.

Pr. Ruben Darío Ramírez