Reflexiones Pastorales

Lamentaciones 3:22-24

Lamentaciones 3:22-24 (RV60)

22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.
23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.

Reflexión

Es bueno recordar que ninguno de nosotros merece la gracia y el perdón del Señor, que todos pecamos y estamos destituidos de la gloria del Señor, que todos merecemos  la muerte, que no hay unos más pecadores que otros.

Por eso el Señor nos dice que no juzguemos ni arrojemos piedras al prójimo.

Si ésto lo entendiéramos, seriamos más misericordiosos con nuestro prójimo.

Seriamos más agradecidos con el Señor por cada dia que vivimos.

Más agradecidos por lo que Él nos ha dado.

Nos acordaríamos de agradecerle y honrar al Señor con todo, pues todo viene de Él.

Seriamos más agradecidos por un nuevo dia, un nuevo amanecer.

Todo lo que tenemos y somos es por la fidelidad de un Padre celestial que nos ama  con amor eterno, que decidio adoptarnos como Sus hijos, que dio Su promesa de amarnos, bendecirnos y perdonarnos .

El nunca ha cambiado Su palabra.

Que bendición que  nuestras vidas descansen en el caracter de un Dios que es fiel, misericordioso y que decidió caminar a nuestro lado.

Que prometió nunca abandonarnos ni dejarnos solos en las tormentas que pasamos en la vida.

Hoy es un dia para ver las cosas nuevas que el Señor nos dará y hará con nosotros, porque por Su misericordia seguimos vivos y caminando a Su lado .

Pr. Ruben Darío Ramírez