Reflexiones Pastorales

1 Pedro 5:8-9

1 Pedro 5:8-9 (RV60)

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

Reflexión

Es tan facil dormirnos y relajarnos en la vida  cristiana.

Nos volvemos como ebrios, que pierden el sentido de la realidad:

La realidad de que  tenemos un enemigo que no duerme, que a cualquier oportunidad  que le demos, nos devora.

Satanas devora hijos...

Devora matrimonios...

Devora economias...

Devora la salud...

Devora ante todo la fe.

Esta guerra espiritual  la enfrentamos todos los hijos de Dios en todo el mundo.

Satanas no esta  interesado en devorar  los hijos de las  tinieblas, pues ya los ha devorado.

Satanas esta en guerra, es un leon hambriento por devorar a hijos de  Dios.

Pedro mismo cayó en  sus redes y casi lo devora.

Por eso nos alerta.

¿Cómo lo enfrentan los guerreros despiertos?

Resistiendolo firme en la fe.

Al diablo se le enfrenta firme, sin temor y sin dudas.

Hay que resisitirlo, no permitir que entre al hogar, a la mente, al corazon.

Con el diablo no se juega, no se dialoga, no se negocia.

Hay que resistirlo en el nombre de Jesus.

En mi nombre, dijo el Señor, echarán fuera  demonios.

¿Lo estás resistiendo o le estás permitiendo que lo devore?

¿Estás con las tinieblas o en contra de las tinieblas?

¿Estás despierto, velando por tu hogar,  tu vida y tu salvacion o estás dormido?

Pr. Ruben Darío Ramírez