Reflexiones Pastorales

Hechos 11:21-24

Hechos 11:21-24 (RV60)

21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor.
22 Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía.
23 Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor.
24 Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

Reflexión

Gracias al Señor por los que son como Bernabe.

Los necesitamos en las iglesias...
 
En los hogares...
 
En este mundo.

Estos son consoladores, porque caminan al lado de los afligidos y los que sufren y los pastorean.

Estos ven lo bueno en todo y no siempre ven  lo malo, porque no  tienen un corazon  contaminado.

Estos afirman y valoran lo que Dios hace en la vida de Su pueblo y se regocijan.

Estos animan, exhortan y pastorean con amor.

¿Eres uno de esos cómo Bernabe?

No estas para criticar sino para afirmar...

No estas para promover envidias y divisiones ni para  hablar por la espalda...

No estas para juzgar a los hermanos, sino  para promover la paz, el amor y la unidad.

La iglesia los necesita.

Tu hogar lo necesita.

La sociedad enferma los necesita.

Los hijos los necesitan.

La esposa o esposo los  necesitan.

Hombres y mujeres  llenos del Espiritu  Santo, con corazones transformados y  llenos de fe.

SON ASÍ COMO BERNABE.

Pr. Ruben Darío Ramírez