Reflexiones Pastorales

Jeremías 33:11

Jeremías 33:11 (RV60)

11 ha de oírse aún voz de gozo y de alegría, voz de desposado y voz de desposada, voz de los que digan: Alabad a Jehová de los ejércitos, porque Jehová es bueno, porque para siempre es su misericordia; voz de los que traigan ofrendas de acción de gracias a la casa de Jehová. Porque volveré a traer los cautivos de la tierra como al principio, ha dicho Jehová.

Reflexión

El Señor prometió que  los cautivos de Babilonia regresarían.

¿Cómo regresarían?

Con voces de jubilo, con danza, con celebración.

Regresarían a traer ofrendas de gratitud a la casa del Señor.

Es muy difícil que un cautivo del temor, del  pecado, de la culpa, del pasado, de la tristeza o de la depresión cante y celebre .

El Señor es quien cambia el lamento en baile cuando nos libera.

La libertad trae gozo, paz, prosperidad y abundancia en la casa del Señor.

¿Por qué es que muchos no damos los diezmos, las ofrendas  y las primicias a la casa del Señor?

¿Por qué es que muchos no sirven en la casa del Señor?

¿Por qué es que muchos no experimentan el gozo de adorar al Señor y danzar en Su casa?

De pronto porque todavía son esclavos, esclavos del temor y del pecado.

La Cruz y el trono de la gracia están abiertos para todos los que quieren ser libres.

Jesús nos ha invitado a traer todas las cargas del pecado que no nos deja libres...

Para que experimentemos el gozo de cantar, adorar, servir y traer nuestras ofrendas a la casa del Señor.

¿Te has preguntado por qué muchas veces el salario se te va en saco roto?

El Señor dice en Hageo 1: Nos preocupamos por las cosas nuestras y la casa del Señor esta desierta.

Así piensan los que  tienen mentalidad de esclavos.

Los libres son agradecidos, dan y buscan primero el Reino de Dios y lo que corresponde al Rey.

Experimenta el gozo de servir, de dar, de cantar y de danzar en la presencia del Señor como resultado de haber sido perdonado de tus pecados y de haber salido de tus cautiverios.

Pr. Ruben Darío Ramírez