Reflexiones Pastorales

Salmo 23:5

Salmos 23:5 (RV60)
Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Reflexión

A las ovejas en aquellos días las  moscas las atormentaban en la cabeza.

Las ovejas, para liberarse de esas moscas, se golpeaban contra las rocas, luego las moscas entraban en sus heridas y las enloquecian.

El pastor les ungia con aceite para protegerlas y sanar las heridas en la cabeza.

Así nosotros necesitamos que el Señor unja nuestra cabeza con el aceite del Espíritu Santo.

Para tener una mente libre y protegida contra el príncipe de las moscas que es Belzebu o satanás.

Belzebu viene como las moscas a atormentarnos con pensamientos de derrota, de fracaso, de temor, de angustias, de culpas, de acusaciones.

Satanás nos trabaja con pensamientos que nos atormentan y nos quitan la paz.

Busca la unción del Espíritu Santo, protege tu mente de lo que escuchas, recibe la Palabra de Verdad que es la que te hace libre.

Llena tu mente y corazón con la Palabra  que el Señor ha proclamado sobre tu vida y no las palabras que satanás proclama sobre tu vida.

Que el Señor guarde en completa paz tu mente... Para que en la presencia de las moscas que traen angustia, tu puedas sentarte a la mesa del Señor y descansar en Su presencia.

Pr. Ruben Darío Ramírez