Reflexiones Pastorales

Romanos 3:23-25

Romanos 3:23-25 (RV60)

23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios
24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús
25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados.

Reflexión

Pablo, cuando fue  derribado en el camino  a Damasco, descubrío que las cartas de la ley  que llevaba para  condenar y acusar, lo  que hicieron fue  condenarlo y acusarlo a el.

En su estado de postración, conoció la gracia.

Pablo comenzó el  peregrinaje de conocer  el dador de la gracia: a Jesús.

Pablo entendió que todos éramos  pecadores y que  ninguno se podía  justificar delante de  Dios con ningún acto  de buenas obras.

Los seres humanos,  todos los días  violamos la ley.

Todos los días  escuchamos noticias  de haber violado la ley.

¿A quién recurrimos?

¿Quién nos defiende?

¿Cómo pagar los actos  de haber violado la ley?

Por cuanto todos  pecamos y estamos destituidos de Su  gloria.

El Señor es el Unico  que pasa por alto  nuestros pecados, que anuló el acta de  acusación contra nosotros.

Pablo conoció la gracia, el amor y la  misericordia en Cristo.

Porque el la recibióp, la extendió y escribió reflexiones tan poderosas de liberación, como la de Romanos.

¿La recibiste tú?

¿La aceptaste?

¿La entendiste?

Entonces extendamosla a tantos  en este mundo que  constantemente están violando la ley  contra nosotros.

¿Hay alguien a quien debes extender un manto de gracia?

Hay un trono abierto  de gracia para todos los que hemos caído  en el camino de Damasco.

Pr. Ruben Darío Ramírez