Reflexiones Pastorales

Jeremías 33:6-8

Jeremías 33:6-8 (RV60)

He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.
Y haré volver los cautivos de Judá y los cautivos de Israel, y los restableceré como al principio.
Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y perdonaré todos sus pecados con que contra mí pecaron, y con que contra mí se rebelaron.

Reflexión

El Señor le dice al profeta que clame por un pueblo que ha sido  llevado a cautividad por causa del pecado.

Que clamara al Unico que los traería de la cautividad...

Al Unico que los sanara...

Al Unico que los perdonara...

Al Unico que les daria  paz.

¿Dónde encontramos  todas estas  bendiciones de gracia?

¿Quién puede ofrecernos todos estos regalos?

¿Qué candidato político o poderoso de esta tierra?

Las naciones, los  pueblos están  enfermos.

El pecado nos ha llevado a vivir  enfermos, sin paz,  viviendo de mentiras,  en cautiverios de droga  y de todo tipo de adicciones.

La corrupción es un pecado que carcome  como el cancer.

¿Quién nos puede  liberar de estos males?

Solo en el Señor hay  sanidad, libertad, paz,  y perdón.

Solo en El  encontramos la verdad.

Si las iglesias se llenaran de gente  clamando al Señor...

Si las plazas se llenaran de gente clamando al Señor...

Seguro tendríamos  hospitales mas vacíos,  cárceles mas vacías y  la gente viviendo en mas paz y armonía.

Tú eres de los que claman al Señor?

Lo buscas apasionada y desesperadamentecomo busca un enfermo atención  médica en un hospital?

¿Él es tu candidato por el cual haces campaña?

¿Por Él inviertes tiempo y dinero o a los del mundo entregas los recursos sagrados de la casa del Señor?

Solo en el Señor que se reveló a Jeremías hay  sanidad, perdón,  liberación, paz y  libertad.

Pr. Ruben Darío Ramírez