Reflexiones Pastorales

Mateo 15:13

Mateo 15:13 (RV60)

13 Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada.

Reflexión

¿Cómo sabes que el Jardinero del cielo te planto en su casa? Por el fruto que  produces en su  jardín.

Una planta plantada  por  el Padre, se deja podar, se deja abonar, recibe los nutrientes de su palabra, es cuidada por el Padre.

Estos tienen sentido de pertenencia en el terreno sembrado, no son materos que no se sujetan a ninguna autoridad espiritual y andan en rebelión.

Esos eran los religiosos a los cuales el Señor estaba confrontado, Se defendían cuando Jesús los confrontaban.

Una planta plantada por el Padre da fruto en el terreno que el Padre la planto.

Se le ve el fruto del caracter de Cristo en su vida.

Se le ve fruto en sus relaciones en el terreno plantado, no siembra la cizaña del odio, más bien ama, perdona, no juzga, no acusa, es un reconciliador, es un agente de paz.

Una planta plantada por el Padre trae fruto en el terreno donde  esta plantado ,  con sus  oraciones  ,  su servicio ,  sus diezmos  y ofrendas  y  con  cuidar  y defender  el jardín  donde  esta  plantado.

Las malezas, las cizañas, el mismo Padre las desarraiga.

El día  de la ciega viene, la cizaña se quema y el trigo que da buen  fruto  va a los graneros  del Padre.

¿Es usted una planta  plantada por el Padre en su Jardín Imperial?  

¿Qué frutos estás dando?

¿Recibes los nutrientes diarios de a Palabra y la oración?  

¿Estas recibiendo buena fertilización?

¿Te estas dejando podar por el Padre para poder dar más fruto o vives en rebelión y no te sujetas a nadie?

Recuerda:
Si eres  planta  plantada  por el Padre, nadie te podrá desarraigar de Su jardín.

Pr. Ruben Darío Ramírez