Reflexiones Pastorales

Hebreos 4:14-16

Hebreos 4:14-16 (RV60)

14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.
15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Reflexión

Hoy  tenemos  la bendición  de  poder   acercarnos  al  trono  de la  gracia.

Es la provision  oportuna  que  el Señor  nos  extiende hoy .

Para  la  confesión
Para el perdón.
Para  la salvación.
Para  la sanidad
Para la restauración.

Hoy  la gracia  esta extendida  para  el  arrepentimiento y  el  perdón.

Pero esta  gracia  se  puede  perder.

Quienes  la  pueden  perder  ?

Los que  rechazan  la gracia.

Los  que  escuchan  su  vos  y endurecen  el corazón.

Los  que juegan  con  la gracia.

Los  que  la desprecian  y  buscan  mas  el  placer  y el pecado.

Los  que  prefieren  vivir  una  vida  en  la oscuridad  y  no  quieren  salir  a la cruz.

Un ladrón  la desprecio  otro  la recibió.

¿Qué encontró el ladrón que rechazó la gracia en la eternidad?

No un trono de gracia sino un trono de juicio y sin abogado que lo defendiera.

Aprovecha la gracia extendida, acercate al trono de la gracia y la misericordia extendida en la cruz.

Si oyes hoy la voz, no  endurezcan el corazón, mañana puede ser demasiado tarde.

Pr. Ruben Darío Ramírez