Reflexiones Pastorales

Hechos 4:13

Hechos 4:13 (RV60)

13 Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.

Reflexión

Nosotros tendemos a parecernos a los amigos que tenemos en la forma como hablamos, caminamos y actuamos.

¿Quiénes son tus amigos?

¿Quiénes son los que influencian tu forma de hablar, pensar y actuar?

¿Con quiénes inviertes más tiempo?

¿Es Jesús tu amigo, con El que inviertes más tiempo escuchandolo?

¿Cómo hablaba Jesús?

¿Murmuraba?

¿Se quejaba?

¿Hablaba chismes por la espalda de los hermanos?

¿Hablaba de pesimismo y derrotas y fracasos?

¿Hablaba palabras necias?

Ojala si Jesús es tu amigo y con El cual más inviertes tiempo en tu vida, tu hablar sea como el de El.

Palabra de autoridad.

Palabra de sabiduria.

Palabra de amor.

Palabra que edifica.

Palabra que es sanadadora y liberadora.

Que algun dia al abrir tu boca, te identifiquen con Jesús.

No necesariamente con una iglesia o una religión, sino con Jesús.

El Señor hace sabio al sencillo, da la sabiduría a los que la buscan.

Estar con Jesús, invertir tiempo escuchando las palabras de Jesús, como Maria que se postró a Sus pies para escucharlo hablar, nos lleva a parecernos a Jesús.

La gente al verte y escucharte, te identificarán como un discípulo de Jesús.

A algunos cuando  hablan, se sabe quienes son sus amigos y con quienes han estado y los  lugares donde han  estado.

Si tus fuentes de influencia y pensamiento no son  buenas, deséchalas y vuelvete un amigo de Jesús.

Pr. Ruben Darío Ramírez