Reflexiones Pastorales

Salmos 63:1-2

Salmos 63:1-2 (RV60)

63  Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas,
Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario.

Reflexión

¿Quieres experimentar el poder de Dios? ¿Quieres contemplar Su  gloria en todo lo que hagas y emprendas?

¿Quieres moverte en dimensiones sobrenaturales y  conocer los caminos  de Dios?

Paga el precio de buscarlo temprano.

Madruga a clamar al que nos dijo: "Clama a mi y yo te responderé y te enseñaré cosas  grandes y ocultas que  tu no conoces."

Buscale temprano, ahora que puedes, ahora que Él esta  cercano.

¿Quienes son los que Lo buscan temprano?

Los apasionados de  Dios...

Los sedientos de Dios...

Los que ya Lo han  contemplado en el santuario.

¿Tienes sed de Dios?

Si no la tienes, pídela al Señor.

¿Hay alguna área en tu vida donde necesitas  ver la gloria del Señor?

El Señor dijo a Marta: "¿No te dije que si  creyeres veras la gloria  de Dios?"

El que cree, busca...

Se apropia de Sus palabras...
 
Clama... se humilla bajo la poderosa mano de  Dios.

Madruga a buscarlo:  hay una fuente de poder disponible para  los que Le buscan y los que Le buscan verán Su Gloria.

Pr. Ruben Darío Ramírez