Reflexiones Pastorales

Salmos 23: 1-2

Salmos 23:1-2 (RV60)

Jehová es mi pastor

23  Jehová es mi pastor; nada me faltará.

En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Reflexión

La intención del pastor con la oveja es que  descanse.

El pastor busca lugares donde la oveja pueda descansar.

Lugares donde la oveja encuentre agua fresca y pastos frescos.

¿Qué te cansa?

¿Cómo estas terminando el año?

¿Cansado?

¿Preocupado?

¿Estresado?

¿Con temores frente al futuro?

¿Estás agitado?

¿Dónde buscas descansar tu alma?

Seguro que la opción es irte lejos...
 
Buscar playas, buscar un lugar para salir a vacaciones.

Todo esto esta bien, ojala puedas salir.

Pero el descanso físico no es lo que más nos cansa.  

Lo que más nos cansa es la falta de fe...

Es el pecado...

Son las cargas emocionales que llevamos.

Lo que más nos cansa  es no aprender a confiar en el Señor y en Su Palabra.

El descanso que el Señor nos ofrece es el descanso del alma.

Es un alma en paz, un alma confortada.

Es el descanso del niño que confía en el  padre, que el cuidará  de el.

Pero para experimentar  ese descanso, debes  buscar descanso en el lugar correcto.

Busca el redil, no te apartes de la Iglesia y la comunión con tus hermanos.

Busca someterte al pastor y a tus autoridades espirituales.

Dejate guiar y no seas cabra que no se sujeta.

Dejate instruir por  la Palabra, la Palabra  trae descanso.

Son Sus promesas y  su dirección y consejo  los que nos traen descanso al alma.

Nos confortan, nos quitan los temores frente al mañana,  frente al futuro.

El Pastor quiere que  descanses en Su redil...  

Que disfrutes de Sus cuidados y de Su  presencia.

Pr. Ruben Darío Ramírez