Reflexiones Pastorales

Isaías 63:7-9

Isaías 63:7-9 (RV60)

De las misericordias de Jehová haré memoria, de las alabanzas de Jehová, conforme a todo lo que Jehová nos ha dado, y de la grandeza de sus beneficios hacia la casa de Israel, que les ha hecho según sus misericordias, y según la multitud de sus piedades.

Porque dijo: Ciertamente mi pueblo son, hijos que no mienten; y fue su Salvador.

En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antiguedad.

Reflexión

Hoy me levante con este texto en mi mente.

El Señor quería que hiciera memoria de Sus misericordias que ha tenido para conmigo, con mi familia, con la Iglesia Shalom, y con mis amigos.

Es tan fácil olvidar que cada año y cada día vivimos es por Su misericordia.

Es fácil olvidar que si  hoy podemos celebrar  esta Navidad en casa,  con Su pueblo, con aquellos que amamos,  es por Su misericordia.

Por las misericordias nuevas del Señor, no hemos sido consumidos, dice Lamentaciones.

Hagamos memoria de las tantas veces que El  ha estado con nosotros en la angustia en este año.

Hagamos memoria de las veces que El nos ha levantado cuando hemos caído.

Hagamos memoria de  las tantas veces que El  nos ha perdonado y nos ha sanado.

El es bueno, misericordioso, Padre  eterno, Príncipe de Paz.

Hagamos memoria en esta Navidad también de todos aquellos que han sido misericordiosos con nosotros...

De todos los que nos han bendecido y nos han extendido un lazo de amor.

Haz memoria de todos  aquellos que Dios ha usado para consolarte   y levantarte en este año y extiende  misericordia a ellos.

De esa gracia que has recibido del Señor y de esa misericordia, extiendela a aquellos que las necesitan en esta Navidad.

Celebra en esta Navidad con los que amas y en la casa del Señor, celebra Sus bondades, Su fidelidad y Su provisión.

Que nunca perdamos la memoria para agradecer al Señor Su misericordia y para extenderla a los que han tenido misericordia con nosotros.

Pr. Ruben Darío Ramírez